Los más pequeños de la casa y el coronavirus

Quirónsalud

18 marzo, 2020

Desde antes de que se decretara el pasado sábado el estado de para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, las noticias relacionadas con el coronavirus lo copaban todo: desde las portadas de todos los medios de comunicación hasta las conversaciones en casa, en el trabajo, con amigos…y, como no, en el patio del colegio. Ahora, con las medidas adoptadas para evitar la propagación del virus que nos obligan a estar todos en casa, especialmente a los más pequeños, es imposible que se mantengan ajenos a todo lo que está ocurriendo.

Los niños son perfectamente capaces de percibir lo que sucede y son perfectamente capaces de asimilar la información de esta situación si somos capaces de darle las herramientas necesarias para gestionarla de forma adecuada. Los niños siempre se preocuparán mucho más si no les contamos nada.

Son muchos los padres que tienen dudas y se preguntan cuál podría ser la mejor manera de hablar con sus hijos sobre esta epidemia para que estén tranquilos y sepan porqué sucede lo que sucede, cómo tienen que actuar y los motivos que deben hacerlo.

Recordamos la importancia de seguir en estos momentos las recomendaciones de salud de fuentes oficiales a las que Quirónsalud se suma. El Ministerio de Sanidad da una serie de pautas para tratar este tema con los más pequeños de la mejor manera posible.

En primer lugar, podemos preguntarles qué es lo que saben del coronavirus para saber qué es lo que saben y lo que no, lo que les inquieta y les preocupa. Es importante responder a todas sus preguntas de manera sencilla, en un lenguaje que ellos puedan comprender y transmitiendo mucha calma.

Para empezar, puedes explicarles el origen del coronavirus diciéndoles que es un nuevo virus que se descubrió en China en 2019, así como los síntomas más habituales que puede tener: fiebre, tos y falta de aire. No olvides recordarles que la gran mayoría de los casos presenta síntomas LEVES.

Para continuar, recuérdales que está en su mano protegerse y lo que deben hacer para ello: lavarse las manos frecuentemente, si se tose o se estornuda, taparse la nariz o la boca con el brazo y, si usamos un pañuelo desechable, lo tiramos a la basura después de usarlo.

Aunque intentemos mantener las manos limpias, no está de más evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca ya que se facilita la transmisión y, por supuesto y como siempre, si se encuentran mal, deben avisar a un adulto.

Finalmente, recuerda que este es un momento crucial en el que puedes enseñarle buenas medidas de higiene que le acompañarán toda su vida.