No dudes y lleva a tus hijos a urgencias este verano

La pandemia ha hecho que muchos padres duden a la hora de llevar o no a Urgencias a sus pequeños,...

Doctora Adelaida SánchezJefa de Servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Marbella

30 julio, 2020

La pandemia ha hecho que muchos padres duden a la hora de llevar o no a Urgencias a sus pequeños, principalmente por el miedo al contagio. Sin embargo, los pediatras advierten: es importante tener en cuenta que hay muchas patologías que pueden empeorar y, de tratarse a tiempo, no tienen mayor riesgo de complicación. Por ello es mejor consultar con un especialista, ya que más vale prevenir que lamentar.

A nivel dermatológico, las principales causas para acudir a Urgencias con un menor son las complicaciones en las dermatitis, impétigos, y picaduras de insectos. Se debe ir al hospital en caso de que se complique un brote de dermatitis atópica, tenga lugar un episodio grave de dermatitis del pañal, una inflamación de la piel del culete de los peques de origen irritativo, que a veces debe tratarse con cremas antiobióticas y antifúngicas que debe recetar un médico.

Por otro lado, y a veces a pesar de las precauciones, se producen quemaduras solares. Si éstas son graves debe acudirse siempre a Urgencias, sobre todo, si la quemadura se ha producido en un niño menor de un año, un pediatra determinará el tratamiento pertinente. En el caso de aparición de fiebre, también se debe acudir al hospital, aunque el niño sea mayor de esta edad.

Las quemaduras de la piel se reconocen por su enrojecimiento, aunque en ocasiones puede provocar escozor y, en casos más graves, vómitos, náuseas, dolor de cabeza, o incluso fiebre. Para impedir las quemaduras por el sol hay que evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 horas), aparte de que los niños lleven gafas de sol con factor de protección UV para evitar quemaduras en los ojos, así como un gorro.

Otro de los motivos por los que acudir a Urgencias con los más pequeños de la casa es por otitis externas, también conocidas como ‘otitis del nadador’ o ‘de la piscina’. Se trata de una inflamación del conducto auditivo causada por una infección bacteriana en el conducto auditivo externo como consecuencia de la entrada de agua.

También se debe acudir a un especialista en caso de darse conjuntivitis, se recomienda por ello no hacer uso de lentillas en niños en verano y ante el mayor riesgo de infección.  En caso de que los menores lleven gafas graduadas indica que pueden usarlas con normalidad en la playa, al margen de que se las quiten para jugar o para bañarse.

Por otro lado, los cuadros graves de diarrea o de gastroenteritis aguda deben constituir otro motivo de consulta en los servicios de Urgencias, es una época de riesgo para estas afecciones, así como de proliferación de determinadas bacterias en los alimentos, siendo la causa más frecuente de toxiinfección alimentaria.

Así que, si es necesario acude a Urgencias con tus hijos sin ningún miedo, todos los hospitales Quirónsalud cuentan con la certificación ‘Applus+ Protocolo Seguro COVID-19’, ya que cumple con los estándares más exigentes de desinfección en esta pandemia.