Astroturismo de Starlight: Para tocar el cielo desde Monfragüe y Alqueva

Luis M. García

28 de junio de 2021

Extremadura puede presumir también de sus cielos, que son de los menos contaminados de toda Europa. La baja contaminación lumínica en buena parte de la región, un clima privilegiado, con numerosos días sin nubes durante todo el año; sus localizaciones espectaculares y la creciente implicación de las instituciones públicas, alojamientos y empresas para fomentar el astroturismo, han convertido a la comunidad extremeña en un paraíso para los aficionados a la astronomía y los que gustan de disfrutan del universo.

Por toda la comunidad extremeña es muy fácil encontrar lugares con buenas condiciones para observar y estudiar el firmamento, que han sido reseñados en la guía Extremadura, paisaje de estrellas, editada por la Dirección General de Turismo. La guía desvela qué se puede observar en el cielo de la región, recomendaciones turísticas e información sobre los accesos y coordenadas GPS de diez zonas de observación privilegiadas donde disfrutar al máximo de la experiencia: Sierra de Gata, Reserva de la Biosfera del Tajo Internacional y Sierra de San Pedro, Tierras de Granadilla, Castro Capote (Higuera la Real), Reserva de la Biosfera de Monfragüe, castillos y dehesas de la Sierra Suroeste de Badajoz, Geoparque Villuercas Ibores Jara, Parque Temático Natural Alqueva, Valle del Jerte y Valle del Ambroz.

Son todos ellos lugares ideales para la observación de los cielos, aunque Extremadura cuenta con dos territorios que destacan sobre los demás y por ello han recibido el certificado de destino turístico Starlight, otorgado por la fundación del mismo nombre: se trata de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe y el entorno del Gran Lago de Alqueva. Ambos gozan de las mejores cualidades para mirar las estrellas, puesto que, al estar preservados de contaminación lumínica, resultan especialmente recomendables.

Monfragüe y sus atalayas

Monfragüe se convirtió a principios de 2017 en el primer enclave extremeño en obtener el reconocimiento de Starlight. Lugares como el Salto del Gitano, también conocido como Peña Falcón; o el castillo de Monfragüe son magníficas atalayas para observarlo todo: durante el día buitres leonados, buitres negros y alimoches, y por la noche la Vía Láctea, desde la constelación de Sagitario, al sur y al suroeste, hasta la de Perseo, al noreste.

El municipio de Torrejón el Rubio, también enclavado en la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, cuenta con un observatorio astronómico recientemente reformado, que dispone de una cúpula de cuatro metros de diámetro con capacidad para 10 personas y un telescopio de Meade de 25 centímetros. Para visitarlo es recomendable contactar con la Oficina de Turismo de la localidad, que aglutina toda la información sobre el observatorio y horarios de apertura y visitas. Se puede contactar a través del teléfono (927 455 292 y 637 30 11 89) o bien por email: turismotorrejonelrubio@gmail.com y astromonfrague@gmail.com.

Y sin salir de Monfragüe, muy cerca de la pedanía de Villarreal de San Carlos, en Serradilla, se ubica un mirador astronómico en el paraje conocido como Arroyo Malvecino, señalizado con paneles informativos de la Vía Láctea, las fases lunares y las constelaciones circumpolares. No es el único, ya que en Casas de Miravete existe otro observatorio astronómico al aire libre en un lugar denominado la Era de los Santos.

Este dispone igualmente de varios paneles informativos sobre el sistema solar, la Luna, los objetos celestes y la mitología de las constelaciones. También cuenta con un reloj nocturno o nocturlabio, que es un instrumento utilizado para determinar el tiempo en función de la posición de una determinada estrella en el cielo nocturno; y un constellarium, capaz de localizar más de 50 constelaciones visibles a lo largo del año en el hemisferio norte.

Las instalaciones, ubicadas en una finca ganadera, están permanentemente abiertas y es posible realizar visitas guiadas previa reserva en el GeoCentro Monfragüe: 927 54 25 30 o a través del correo geocentromonfragüe@gmail.com.

Alqueva, certificado transfronterizo

En el suroeste de Extremadura, Olivenza, Cheles, Alconchel, Táliga y Villanueva del Fresno, los municipios del entorno del Gran Lago de Alqueva, recibieron en abril de 2018 el segundo certificado de destino turístico Starlight de la región.

Los embarcaderos de Villanueva del Fresno y Cheles, así como el castillo de Alconchel, son algunos de los numerosos lugares ideales para mirar las estrellas en este territorio, dominado por el mayor lago artificial de Europa occidental, que baña tierras españolas y portuguesas.

Con el reconocimiento de Starlight, Extremadura se integra en la certificación concedida anteriormente a varios municipios portugueses bajo la denominación Destino Turístico Starlight Alqueva. De hecho, se trata de la primera certificación transfronteriza del mundo.

Posteriormente, en marzo de 2019, los municipios de la Sierra Suroeste de Badajoz recibieron también este reconocimiento de la Fundación Starlight y, desde entonces, forman parte del destino Alqueva. Las localidades reconocidas son Fregenal de la Sierra, Higuera de Vargas, Higuera la Real, Jerez de los Caballeros, Oliva de la Frontera, Valencia del Mombuey y Zahínos.

El planetario móvil más grande de España

Continuando el itinerario por Extremadura, Trujillo dispone de un planetario instalado habitualmente en el Conventual de San Francisco, un edificio histórico del siglo XVI. Es el planetario móvil más grande de España, con doce metros de diámetro y un aforo de hasta 50 personas por sesión.

Las actividades que ofrece este proyecto conjunto del Ayuntamiento de Trujillo y el Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas (CETA-CIEMAT) van más allá de la mera proyección de películas y tienen como gran objetivo la divulgación de la cultura científica.

Y hay mucho más, porque para ayudar al visitante a comprender los cielos nocturnos estrellados, la mejor opción son los miradores celestes, distribuidos por numerosos puntos de toda la comunidad. Consisten en una gran piedra blanca circular que, al caer el sol, muestra las principales estrellas y constelaciones que se ven justo desde de donde están instalados.

Un sinfín de posibilidades

Puedes recorrer, además, los caminos y senderos nocturnos habilitados, que no se quedan atrás a la hora de poner en valor los cielos extremeños, mediante la luminiscencia natural que ofrecen las noches. Iluminados de forma casi mágica, los senderos nocturnos están diseñados para disfrutar de emplazamientos de gran interés de una manera sostenible y saludable.

Por toda la región son cada vez más los alojamientos, las empresas de actividades y los profesionales turísticos que ofertan servicios relacionados con la observación de estrellas, desde rutas guiadas y cursos hasta cenas temáticas, campamentos para niños o alquiler y alojamiento de telescopios, entre otras opciones.

Las Hospederías de Extremadura han tomado medidas para mitigar al máximo la contaminación lumínica y han instalado cámaras de alta sensibilidad en los establecimientos del Parque de Monfragüe, en Torrejón el Rubio, Conventual Sierra de Gata (San Martín de Trevejo), Valle del Ambroz (Hervás) y Valle del Jerte (Jerte). Así es posible ver en streaming el cielo nocturno, amaneceres y puestas de sol. Porque Extremadura cuenta con cielos privilegiados y todo recurso en favor de su observación es siempre bien recibido en la región.