Así te han precarizado todos los gobiernos de la democracia

Eduardo Bayona

2 octubre, 2018

Adolfo Suárez

1977. Primera reforma laboral
Liberaliza el despido incluyendo la “falta de adaptación” del trabajador como motivo de cese objetivo y aparece el contrato en prácticas para universitarios.

1980. Estatuto de los trabajadores
Reconoce la contratación temporal “coyuntural” con independencia de que cubra una necesidad de manos de obra fija. La indemnización máxima por despido improcedente baja de 48 a 42 mensualidades.

Felipe González

1984. Reforma del Estatuto de los trabajadores
Desaparece la obligación de justificar las contrataciones temporales y se amplia de uno a tres años la posible duración de este tipo de contrato. La contratación temporal incluye ya 14 modalidades.

1992. Nuevo Real Decreto. 
La prestación por desempleo cae del 80% al 60% y limita a 24 meses el periodo de percepción. También eleva a un año el tiempo mínimo de cotización para acceder a ellas.

1994. Otra reforma del Estatuto de los trabajadores 
Se crea el contrato de aprendizaje, incorpora el despido por causas económicas y lo abarata a 10 días por año trabajado con un tope de doce
mensualidades. También elimina la necesidad de tramitar un ERE si afecta a menos del 10% de la plantilla.

José María Aznar

1997. Reforma laboral
Crea un tipo de contrato indefinido para determinados grupos de trabajadores con indemnización de 33 días por año trabajado y tope de 24 mensualidades frente al estándar de 45 y 42.

2002. Decretazo. 
Los contratos indefinidos a tiempo parcial pueden superar el tope del 77% de la jornada.  El desempleado pierde el subsidio si rechaza ofertas de empleo que la Administración considera “adecuadas”.

José Luis Rodríguez Zapatero

2006. Acuerdo de Gobierno, patronal y sindicatos
Limita el encadenamiento de contratos temporales y obliga a hacer fijo a los trabajadores que ocupen el mismo puesto de trabajo durante treinta meses consecutivos con acuerdos eventuales. Subvenciona con 800 euros la transformación de contratos temporales en indefinidos.

2010. Reforma laboral que provoca una huelga
Amplía el contrato de formación a los desempleados de entre 31 y 44 años que han sufrido despedido. El despido con pago de solo 20 días por año trabajado se amplía a las empresas que prevén tener pérdidas económicas.

Mariano Rajoy

2012. Nueva reforma y nueva huelga
Reduce las indemnizaciones por despido (el improcedente baja de 45 a 33 días por año trabajado y el tope de mensualidades de 42 a 24), amplía las causas del despido objetivo y agiliza los ERE y las reducciones de jornada al sustraerlos del control de los juzgados de lo Social y permitir a la empresa ejecutarlos sin oír a la autoridad laboral, aunque no haya acuerdo con los representantes de los trabajadores. El despido pasa a ser una medida preventiva ante reducciones de ingresos o descensos de las ventas. Aparece un nuevo contrato para empresas de menos de 50 empleados en el que el periodo de prueba se amplía a un año. Prohíbe encadenar contratos más de 24 meses. Los convenios vencidos no podrán ser prorrogados más allá de dos años.