«Soy mileurista y pago 500 euros por una habitación»

Borja Luis Callero tiene 25 años. Al poco de cumplir la mayoría de edad se trasladó a Madrid desde su...

Daniel Martín

2 octubre, 2018

Borja Luis Callero tiene 25 años. Al poco de cumplir la mayoría de edad se trasladó a Madrid desde su Fuerteventura natal para estudiar periodismo. Hasta la fecha, sus estudios solo le sirvieron para hacer unas prácticas en las que “cubría las mismas funciones que cualquier otro trabajador”. Actualmente trabaja como camarero.

¿Cómo fueron sus primeros meses en la hostelería?

Después de las prácticas empecé a trabajar en un restaurante en Madrid. La cosa parecía ir bien hasta que pasaron ocho meses: un día me desperté con las cervicales destrozadas y me fui al médico. Era la primera vez que faltaba al trabajo. Saliendo del hospital, con la baja en la mano, me llamó el encargado para decirme que me pasara a firmar el despido.

¿Encontró algo después?

Sí, en menos de un mes. También de camarero, en un local de tartas. La hostelería siempre está ahí.

Siempre está ahí, pero no es lo que estudió…

Yo sigo teniendo la esperanza de reengancharme al periodismo, es lo que quiero hacer. Pero la realidad es la que es. Soy de fuera de Madrid, así que necesito un trabajo que me permita pagar un techo. Si no, me tengo que volver a mi isla, lo que me cerraría aún más puertas

. ¿Cómo cree que podría llegar el reenganche? ¿Tiene posibilidad de seguir formándose?

Ahora mismo es tarea imposible. En primer lugar, mi horario lo impide. Además, los sueldos de la hostelería no me dan la libertad de ahorrar para luego poder estudiar. Soy mileurista y pago 500 euros sólo por la habitación en la que vivo. Entre comer y otros gastos no me da para ahorrar.

¿Siente que el esfuerzo que puso en estudiar no ha tenido recompensa?

Te dicen desde pequeño que tienes que estudiar para labrarte un futuro, pero al final no es así. Periodismo no es la carrera más difícil del mundo, pero también requiere esfuerzo. A la hora de buscar un empleo resulta que las empresas buscan a personas con otro tipo de habilidades, no solo lo que hayan aprendido estudiando.

Si no se puede ahorrar ni estudiar, ¿se puede hacer algún plan de vida?

Por mi cuenta, no. Eso seguro. Y en pareja, a no ser que des con una persona millonaria, también es muy difícil. Durante unos meses estuve compartiendo piso con mi anterior pareja. Con dos sueldos de mileurista se puede vivir en Madrid, pero no nos librábamos de ir apurados. Hace no tanto que el mileurismo era casi un estigma.

Ahora lo vive como una aspiración.

Sí. Estoy seguro de que voy a tener una vida más difícil que mis padres. La gente que nació en los 60 o los 70 trabajó mucho y muy duro, a veces desde bien pequeños. Pero da la impresión de que, al final del día, con sus sueldos podían hacer más vida de la que puede hacer mi generación